La sociedad de la ignorancia. Segunda parte

Como comenté la semana pasada, La sociedad de la ignorancia y otros ensayos es una obra que reúne tres ensayos. Sobre el primero y más extenso, y que además da título al libro, firmado por Antoni Brey, escribí en mi anterior entrada.

El segundo ensayo se titula La sociedad del desconocimiento. En él Daniel Innerarity nos plantea que el modelo de saber que hasta ahora hemos manejado era ingenuamente acumulativo; el nuevo saber que vamos adquiriendo se añade al anterior sin problematizarlo, haciendo así que retroceda progresivamente el espacio de lo desconocido y aumentando la calculabilidad del mundo. Pero esto, nos dice, ya no es así. Con el avance del conocimiento y precisamente en virtud de ese crecimiento, aumenta de manera más que proporcional el no-saber. Si en otras épocas los métodos dominantes para combatir la ignorancia consistían en eliminarla, los planteamientos actuales asumen que hay una dimensión irreductible en la ignorancia, por lo que debemos entenderla, tolerarla e incluso servirnos de ella y considerarla un recurso.

La sociedad del conocimiento se puede caracterizar precisamente como una sociedad que ha de aprender a gestionar ese desconocimiento. Hay asuntos en los que, al haber un saber seguro y sin riesgos, debe desarrollarse estrategias cognitivas para actuar en la incertidumbre. Para eso resulta necesario desarrollar una cultura reflexiva de la inseguridad, que no perciba el no-saber como un ámbito exterior de lo todavía no investigado sino como algo constitutivo del saber y de la ciencia. Entre los saberes más importantes está la valoración de los riesgos, su gestión y comunicación. Hay que aprender a moverse en un entorno que ya no es de claras relaciones entre causa y efecto, sino borroso y caótico.

9071059572_7d66077d90_n

Cierra el libro el ensayo de Gonçal Mayos La sociedad de la incultura. En él se plantea que la enormidad de saber relevante producido amenaza superar las capacidades de la gente común. Al menos a medio plazo la amenazante obsolescencia cognitiva en los individuos no se producirá en su campo profesional, especializado y donde sean expertos; pero sí en aquellos conocimientos generales que precisan para, en tanto que ciudadanos con derecho a voto, poder decidir democráticamente y con conocimiento de causa sobre los procesos crecientemente complejos que configuran la vida humana actual.

Gran parte de la ciudadanía se desentiende de lo público común y se retira a lo privado. La evolución de la sociedad moderna ha tendido a magnificar la vida privada en detrimento de la pública, de la política colectiva y de la buena salud de la democracia. La vida profesional “privada” concentra y exige cada vez más los esfuerzos continuados de la población. Además, otra amplísima parte del tiempo y disponibilidades restantes se dedican a una vida aún más “privada” de ocio, consumo y diversión.

Gonçal Mayos concluye que es importante denunciar el advenimiento de una “sociedad de la incultura” que amenaza el saber y la cultura generales sin los cuales el individuo  está inerme, desconcertado e incapacitado para toda reflexión o decisión política que vaya más allá  de “intuir” los problemas y “reaccionar emotivamente” a ellos.

Sociedad de la ignorancia, sociedad del desconocimiento, sociedad de la incultura… esperemos que sea una parte del camino y que realmente avancemos hacia la construcción de una conciencia crítica que convierta el conocimiento en pensamiento, alejándonos de la ignorancia y de la incultura.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cortar la leña, acarrear el agua, Lecturas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s