El Tao del viajero

De niño cuando anhelaba marcharme muy lejos de casa, la imagen que tenía en mi cabeza era la de la escapada: mi menuda silueta partiendo a buen paso. En mi mente no aparecía la palabra “viaje”, tampoco “transformación”, mi perdurable deseo nunca expresado. Quería hallar una nueva personalidad en un escenario distante, y otras cosas diferentes que ocuparan mi tiempo. La importancia de ese otro lugar se convirtió en una cuestión de fe. Era el sitio en el que quería estar. Demasiado joven para partir, leía sobre esos lugares lejanos, y fantaseaba sobre mi libertad. Los libros fueron mi camino. Y luego cuando tuve edad suficiente para marcharme, los caminos que recorrí se convirtieron en el tema obsesivo de mis propios libros. Con el tiempo, descubrí que los viajeros más entusiastas habían sido también lectores y escritores entusiastas. Y así es como este libro empezó a tomar forma.

portada-tao-viajeroAsí comienza El Tao del viajero, la obra con la que Paul Theroux celebra cincuenta años de viajar por el mundo. Un compendio de lo que se ha escrito sobre viajes, de anécdotas, observaciones, referencias literarias, modos diferentes de vivir y de pensar el viaje. Es una antología personal, porque aúna todos los libros de viajes que ha leído y las experiencias vividas. Aparecen citas de Nabokov, Samuel Johnson, Dickens, Mark Twain, Evelyn Waugh, T.H. Lawrence, Hemingway, Paul Bowles… sobre el tiempo que pasaron viajando, sobre las cosas que se llevaron, sobre los viajes imaginarios, las comidas, sobre ciudades y lugares con nombres evocadores pero decepcionantes, sobre los peligros y la dicha del viaje.

Theroux afirma, “El viaje es un estado mental. No tiene nada que ver con lo existencial o lo exótico. Supone casi en su totalidad una experiencia interior.”

Iniciar las vacaciones leyendo un libro como este puede ser un buen comienzo, tengas previsto o no, viajar. Un libro alegre que nos lleva a otros libros y que nos invita a la reflexión, a la aventura, también al conocimiento.

 Para Paul Theroux este es el Tao esencial del viajero: 1. Deja tu casa. 2. Ve solo. 3. Viaja ligero. 4. Lleva un mapa. 5. Ve por tierra. 6. Cruza a pie la frontera. 7. Escribe un diario. 8. Lee una novela sin relación con el lugar en el que estés. 9. Evita usar el móvil. 10. Haz algún amigo.

Volvemos en septiembre. Disfrutad del descanso.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Lecturas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s