En el pasado un mapa era solo un mapa

El mes pasado Google anunció la próxima aparición de la nueva versión de su servicio cartográfico. Daniel Graf, el director de Google Maps para móviles, comentaba en una entrevista su visión del futuro de los mapas: “Que tú mires un mapa y que yo mire un mapa, ¿tendrá que seguir siendo lo mismo para ti y para mí? No estoy seguro de eso, porque yo voy a lugares diferentes de los que tú vas…”

Evgeny Morozov nos comenta en un artículo titulado Los mapas del futuro y publicado en El País el pasado domingo, que en el futuro inmediato los mapas que miremos serán generados de manera dinámica y muy personalizados, dando un tratamiento preferencial a los lugares más frecuentados por nuestros amigos en las redes sociales, a los lugares que mencionamos en nuestros correos electrónicos, a los lugares que buscamos con nuestro motor de búsqueda. Google quiere que veamos esta novedad como algo muy positivo que nos permitirá tener un mapa sólo para nosotros, adaptado siempre al objetivo que queramos descubrir. Claro que en la medida en que la publicidad es el principal sostén de su negocio quiere convencer a sus anunciadores que la visión que tiene de nosotros es  precisa y puede generar predicciones sobre a dónde es probable que vayamos. El mejor modo de hacerlo es el de convertirnos en criaturas altamente predecibles limitando artificialmente nuestras opciones.

data=Ay5GWBeob_WIPLDYoIWcfVXxvZu9XwJ55OX7Ag,0lN_XpfPmro7GnTsc6KrPXJHDdh_rEvOdvIiHockmD11coLESu9qjz2KfLTYUOtvQdpsIDugDRwTZ7jbSuk8pR8xSi bien la personalización de la búsqueda es más fácilmente defendible, la de los mapas nos sitúa en un extremo. El espacio para Google es solo un tipo de información más que debe ser organizado de manera que la compañía pueda acercarse al logro de “organizar toda la información mundial”. Comparto la idea de Morozov de que el problema que tiene la visión de Google, además de ser profundamente conservadora,  es que no reconoce el papel vital que el desorden, el caos y la innovación desempeñan en la conformación de la experiencia urbana. La visión urbana de Google es profundamente utilitaria, con poca o ninguna preocupación por el modo en que se experimenta el espacio público; “en el mundo de Google el espacio público es solo algo que está entre tu casa y ese restaurante tan bien calificado al que te mueres por ir”

Morozov señala que la razón principal de celebrar los mapas que no están personalizados no tiene nada que ver con la tecnofobia. “En realidad es bastante simple: cuando usted y yo miramos el mismo mapa se da la oportunidad de que entablemos una conversación sobre cómo mejorar el espacio que representa ese mapa”. Lo que era espacio público se está convirtiendo en algo cada vez más privatizado.

Todos reconocemos el impacto que está teniendo Internet en la sociedad y no creo que mucha gente rechace los enormes beneficios y oportunidades que ofrece la incorporación de las nuevas tecnologías en la sociedad. Pero es necesario mantenernos alertas sobre los intereses económicos de las empresas que dominan en el mundo digital. Cuestionar la posición dominante de Google, Amazon o Facebook es importante y no por eso nos convertimos en antidigitales. Muchos de nosotros mantenemos un desconocimiento bastante general sobre las herramientas que utilizamos y un exceso de entusiasmo puede resultarnos negativo. Por eso es imprescindible fomentar el espíritu crítico y reflexionar sobre las contraprestaciones que pagaremos a medio y largo plazo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cortar la leña, acarrear el agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s