Archivo mensual: mayo 2013

Eliminar fronteras

En un artículo publicado en diario El País en noviembre del año pasado, Gustavo Martín Garzo comenta que en una visita que realiza a Jerez, una ciudad del Estado mexicano de Zacatecas, visitó la casa museo del poeta Ramón López Velarde. La casa es una casa que habla y en la que se escuchan poemas. Y se escucha, sobre todo, uno de los poemas más conocidos de López Velarde, el que dedicó a su patria natal, el titulado Suave Patria. Nos dice Martín Garzo que Octavio Paz escribe que la patria de López Velarde no es una realidad histórica o política, sino de la intimidad. Por eso en los versos de este poema no hay proclamas ni invocaciones a la raza o los héroes. Ramón López Velarde se limita a evocar el México en el que le tocó vivir. Habla de un paraíso de compotas, del relámpago verde de los loros, de la honda música de la selva y del santo olor de las panaderías.

La única patria decente, dice Fernando Savater, es la infancia. Martín Garzo añade que todos tenemos una patria así. En ella están los lugares en los que vivimos, la lengua con la que aprendimos a nombrar el mundo y a disipar el miedo a la ausencia de los seres amados.

“Esa patria oculta, secreta, nada tiene que ver con las banderas, los himnos, las fingidas lecciones de la historia, los tertulianos y los equipos de fútbol que pueblan esos parques temáticos a que tan proclives son todos los patriotismos. Tiene que ver con aquello de lo que no somos dueños, representa lo más íntimo y escondido de cada uno, pero es también la puerta por la que entra en nosotros el mundo con toda su diversidad.”

Patriotismo de IcavotEn “Mr. Wilcox está acabado” uno de los microensayos que componen la obra Todo a mil del filósofo Javier Gomá, el autor señala que hay veces en que la Historia no se comporta como todos esperan, porque el hombre descubre una verdad nueva que todos los siglos anteriores ignoran y entonces “lo-que-siempre-ha-sido-así”, lo que enseña la Historia, lo que todos los sabios dicen está equivocado. Gomá asegura que todo el siglo XX es una impugnación de la unión entre sociedad y desigualdad, y que la verdad que se descubre ahora es la de la dignidad de todo hombre por igual. Muchos filósofos a lo largo de los siglos escribieron sobre la dignidad de los hombres pero su doctrina sólo se aplicaba a algunos hombres, por eso destaca la novedad de la nueva dignidad igualitaria.

La posada sin fronteras de Scott´s Foto Café“Los hombres somos una combinación de circunstancias y atributos, algunos compartidos con los demás y otros exclusivos nuestros (…) Podemos elegir dónde reside lo humano, si en lo que nos iguala o en lo que nos diferencia. Durante siglos hemos hecho de la diferencia -social, racial, cultural, sexual- el criterio de determinación de lo humano. La dignidad democrática, en cambio, remite a la esfera privada todos esos rasgos individualizadores, convirtiéndolos (a estos efectos) en accidentales, y establece como principio único la igual identidad de todo hombre”

En este tiempo de efervescencias nacionalistas de toda índole, me pregunto por qué tantas personas dedican su tiempo y energía a buscar argumentos que dividen, diferenciadores… Al fin y al cabo, encontrar semejanzas o diferencias es sólo una cuestión de selección entre los infinitos aspectos que configuran lo humano.

Mi patria tiene mucho más que ver con la que describe Martín Garzo y mi apuesta va más por eliminar fronteras que por crearlas.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin pensarlo dos veces

La novela de ajedrez

Acabo de leer que el compositor español Cristóbal Halffter ha estrenado hoy en Alemania una nueva ópera. Es su tercera ópera y está dedicada a La novela de ajedrez de Stefan Zweig.

Stefan Zweig fue un escritor famoso en su época. Ningún otro autor vendía más libros que él y sus obras fueron traducidas a muchísimos idiomas. Triunfó sobre todo por una serie de ensayos biográficos sobre algunos de sus escritores preferidos: Dostoyevski, Hölderlin, Nietzsche… También con las biografías de María Antonieta o María Estuardo. Fue también poeta y traductor, y pronto comenzó a escribir relatos y novelas. Este escritor austriaco y judío, que tuvo que exiliarse y que se suicidó en Brasil atrapado en la angustia y el pesimismo que le producía la desaparición del mundo que amaba, nos descubre como nadie las pasiones ocultas de sus personajes.

Novela de ajedrezJusto antes del fin escribió su magnífico libro de memorias El mundo de ayer y también  Novela de ajedrez, una de sus obras más conocidas y una de las que más me gustan, un relato perfecto en el que mostraba su sutil repulsa hacia el nazismo. A bordo de un barco que se dirige a Buenos Aires  un campeón mundial de ajedrez pierde una partida ante un misterioso personaje, un hombre culto apresado por la Gestapo pero que supo conservar su integridad y libertad interiores en su cautiverio gracias al ajedrez.

Ahora se estrena una ópera partiendo de esta novela. Halffter asegura que “esta es una obra que alerta sobre los fantasmas de Europa, sobre sus locuras colectivas, sobre el riesgo de aniquilación que él contempló”.

“Nada que hacer, nada que oír, nada que observar; el entorno de la nada, el vacío total, sin espacio y sin tiempo. Me paseaba arriba y abajo y conmigo iban los pensamientos, arriba y abajo. Una y otra vez, arriba y abajo. Pero incluso los pensamientos, por muy etéreos que parezcan, requieren un punto de apoyo, pues de lo contrario giran y giran en torno a sí mismos, en un torbellino sin sentido; tampoco ellos soportan la nada. Desde la mañana a la noche se está a la espera de algo que nunca llega. Se espera y se espera. Y no ocurre nada. Y se sigue esperando, y esperando, y esperando… y pensando, y pensando, y pensando.. hasta que duelen las sienes. Y no ocurre nada. Y estás solo. Solo… Solo…” (Novela de ajedrez. Editorial Acantilado. Pág. 48,49)

// //

Deja un comentario

Archivado bajo Lecturas

Economías del bien común

“La Nación española, deseando (…) promover el bien de cuantos la integran (…) proclama su voluntad de garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo” Preámbulo de la Constitución española.

¿Es posible encontrar nuevos modelos económicos que propicien valores distintos a los que predominan en la actualidad? ¿Valores como la honestidad, la solidaridad, la responsabilidad… que conforman un orden económico y social más justo? El profesor de Economía en la Universidad de Viena, Christian Felber plantea la Economía del Bien Común como alternativa. La Economía del Bien Común se presenta como un sistema económico alternativo basado en cinco principios fundamentales: la dignidad humana, la solidaridad, la cooperación, la responsabilidad ecológica y la empatía. Felber aboga por que el dinero ocupe su rol original: “Es un medio, un instrumento; no un fin: los indicadores del éxito deben medir el nuevo objetivo final, que es el bien común”. El PIB de un país no nos indica cómo vive su ciudadanía, de la misma manera una empresa que tenga beneficios no nos indica nada sobre las condiciones de sus trabajadores ni sobre lo que produce ni como lo produce. Por eso la Economía del Bien Común propone conocer  el nivel de bienestar de la población midiendo una veintena de factores sobre la calidad de vida. El resultado empresarial se debe medir por el beneficio que suponga a los ciudadanos.

Felber comenta en una entrevista que “la obligación de valorar solamente el éxito financiero y competir contra otras empresas ha provocado que la orientación de los negocios se haya desviado y encauzado hacia la máxima de los beneficios. El problema no está en el ser humano, ni en los empresarios en particular, sino en las reglas del juego. Por eso es tan grande la esperanza en que el cambio pueda producirse. Si cambiamos las reglas del juego y pasamos a medir el éxito en la satisfacción de las necesidades, en el bien común, en la calidad de vida, lograríamos que los empresarios y personas sean recompensados por otros comportamientos y estrategias. Las empresas punteras serán las que contribuyan al bien común, tengan en cuenta su entorno y las relaciones con la naturaleza.”

economia colaborativa

Sustituir el afán de lucro por la contribución al bien común, la competencia por la cooperación. Distintas herramientas colaborativas están poniendo en marcha nuevos modelos económicos y sociales basados en la ayuda mutua, la colaboración, la confianza, el respeto al medio ambiente y al futuro del planeta.

El consumo colaborativo, la financiación colectiva, la producción en código abierto, la cultura de los makers, los bancos de tiempo y las monedas sociales, las redes formales e informales de intercambio o trueque, los préstamos p2p o microcréditos… La tecnología nos abre muchas puertas y todas estas iniciativas intentan aplicarlas a la economía. Todas estas prácticas son manifestaciones de una nueva economía en la que el bien común es el objetivo.

//

Deja un comentario

Archivado bajo Cortar la leña, acarrear el agua

Nuevos usos del relato. Digital Storytelling

El relato digital (Digital Storytelling) se ha convertido en un fenómeno educativo y cultural que ha dado un nuevo enfoque al arte antiguo de contar historias. El relato digital combina el arte de la narración clásica con una gran variedad de herramientas multimedia.

Digital Storytelling

Las narraciones digitales empezaron a desarrollarse en la década de 1990 en el Center for Digital Storytelling, en Berkeley (California, USA). Los digital storytellings consisten en cortometrajes de muy pequeña duración, con personajes e historias cercanas, y construidos con el equipo más simple en un corto límite de tiempo. Las personas construyen el material rápidamente utilizando herramientas de fácil acceso y uso. Digital Storytelling utiliza muchos registros: dibujos digitalizados, clips de vídeo digital, texto, fotografías, voz en of, títulos, transiciones, etc. Pero, independientemente de la tecnología y los recursos, lo más importante es contar una historia, utilizando este medio para decir algo a las demás personas.

En la actualidad, hay muchos medios para contar historias empleando los recursos informáticos, que cada vez ofrecen más opciones. Por poner un ejemplo, entre los programas comerciales que hay para inventar historias y escribir en el aula con el ordenador, Storybook Weaver  es uno de los más sencillos. Es un software pensado para niños y niñas de entre seis y diez años con el propósito de proporcionarles un medio de escribir e ilustrar sus propios cuentos. El software dispone de una gran variedad de imágenes, sonidos, textos y música de fondo que los niños y las niñas pueden utilizar, además de una galería de personajes en donde seleccionar, o bien, pueden crear sus propias ilustraciones.

Noelia Muñoz, en su Blog #EdusoTv “La televisión de la Educación Social”, escribe Emponderar a través del relato. Noelia nos cuenta que en un mundo 2.0 donde pasamos de ser consumidores a prosumidores (consumimos pero también producimos bienes, productos o servicios) podemos utilizar la herramienta narrativa como un eficaz instrumento para emponderar a las personas que pueden contar en primera persona lo que les sucede y participar de esos relatos, reflexionar sobre ellos y actuar. Érase una vez… es el comienzo del intercambio de información entre las personas y de aprender de la experiencia ajena.

Historias del mundo

En la presentación de La Cámara de Sherezade, Jornadas sobre Digital Storytelling, Trànsit Poyectes cita a Henrry Jenkins (Comparative Media Studies, MIT) que dice que “como nunca antes en la historia tenemos ante nosotros la posibilidad de interrumpir el control de los medios (centralizado hasta hace muy poco en un número limitado de empresas que nos ofrecen las versiones y lecturas de nuestra realidad) y contar nuestras propias historias de una forma poderosamente nueva”. Millones de historias personales relatadas desde el seno de su acontecimiento; múltiples versiones sobre los hechos (lugares, comunidades, ideas y ciudadanos ordinarios) que ofrecen un punto de vista alternativo de nuestra realidad. 

En muchas ocasiones tenemos el prejuicio de que nuevas tecnologías e imaginación son términos contrapuestos. Pero nada más alejado de la realidad. La imaginación es una elección permanente hacia la comunicación.

Deja un comentario

Archivado bajo Cortar la leña, acarrear el agua