¿Es usted un ciudadano normal o todavía piensa?

Tony Judt en la Introducción a su obra Sobre el olvidado Siglo XX dice que gracias a medio siglo de prosperidad y seguridad, en Occidente hemos olvidado los traumas políticos de la inseguridad masiva. Y así hemos olvidado por qué heredamos esos estados de bienestar y qué fue lo que dio lugar a su creación. El éxito mismo de los estados de bienestar de economía mixta, al proporcionar la estabilidad social y la desmovilización ideológica, ha conducido a una generación política a dar por sentadas esas mismas estabilidad y conformidad ideológica y a pedir la eliminación del “impedimento” de un Estado que impone tributación, regula y, en general, interfiere. Para ellos la regulación y la provisión sociales fueron realmente un impedimento para el “crecimiento” y la “eficacia”, y no la condición quizás que los facilitó. Hemos perdido la capacidad de concebir la política pública más allá de un economismo estrecho. Hemos olvidado cómo pensar políticamente.

La terminología de “izquierda” y “derecha”, heredada de la Revolución Francesa, no carece por completo de significado en la actualidad, pero ya no describe las lealtades políticas de la mayoría de los ciudadanos en las sociedades democráticas. Somos escépticos ante los objetivos políticos globales: las grandes narraciones de la Nación, La Historia y el Progreso, que caracterizaron a las familias políticas del siglo XX, ahora parecen desacreditadas sin recuperación posible. Y, así, continúa diciendo Judt, describimos nuestros objetivos colectivos en términos exclusivamente económicos -prosperidad, crecimiento, PIB, eficacia, producción, tipos de interés y comportamiento del mercado de valores- como si no fueran sólo medios para alcanzar colectivamente unos fines sociales y políticos, sino fines suficientes y necesarios en sí mismos.

Mucho se habla de la desafección que ha provocado la clase política en la ciudadanía y en cierto modo lo considero casi normal (sobre todo ahora con los numerosos casos de corrupción que están saliendo a la luz pública). Cada vez hay más personas a mi alrededor que se desentienden de la política, que no les interesa, que se autodenominan “apolíticas”. El diccionario de la Lengua Española define “apolítico” como “ajeno a la política”. Y ¿se puede ser verdaderamente apolítico? Considero que una persona no está interesada en la política como consecuencia de la apatía más que por decisión racional. Es imposible ser apolítico de manera reflexiva y crítica. O dicho de otro modo, adoptar una postura como resultado de un análisis juicioso e informado nos convierte en entes políticos. El apolítico no quiere mojarse, intenta nadar y guardar la ropa, tal vez por miedo a mostrar su opinión en público. Tal vez porque “eso de la política es cosa sólo de los políticos”  lo dejamos todo en manos de nuestros representantes. Declararse apolítico es renunciar a una parte de nuestros derechos, además de eludir nuestras propias responsabilidades como miembros integrantes de una sociedad democrática.

ElRoto_normal

Estamos en una época apolítica en la que los políticos sólo piensan y hablan económicamente. Volvemos a Tony Judt: “las democracias en las que no hay opciones políticas significativas, en las que la política económica es todo lo que realmente importa -y en las que la política económica está en buena parte determinada por actores no políticos (bancos centrales, agencias internacionales o corporaciones transnacionales)- bien dejarán de ser democracias que funcionen o volverán a presenciar la política de la frustración, del resentimiento populista”.

No debemos permanecer ajenos a lo que está pasando, necesitamos más que nunca una sociedad formada por ciudadanos y ciudadanas responsables, comprometidos y que se preocupen por estar bien informados.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cortar la leña, acarrear el agua, Lecturas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s