El enigma de la luz

El miércoles pasado, 16 de enero, aparecía en El País un artículo titulado “El ojo necesita luz durante el embarazo para desarrollarse”.  En él se nos informa sobre la conclusión de un estudio realizado por unos investigadores del Hospital infantil de Cincinnati, en Estados Unidos, que han descubierto cómo los fotones, en la última fase del embarazo, desencadenan toda una coreografía bioquímica necesaria para generar ojos sanos. El objetivo de su investigación es

Un universo en miniatura de Pulina Alarcón

Un universo en miniatura de Paulina Alarcón

averiguar cómo la respuesta a la luz incorrecta en el feto puede desencadenar retinopatías en los niños. La autora del artículo dice: “Los ojos no solo ven la luz, también la necesitan, en su fase de desarrollo en el feto, para formarse correctamente. Vale decir que la luz enciende los ojos.”

La luz, que nos permite ver las cosas, es un elemento básico en la obra de arte en todos sus aspectos, como elemento configurador del volumen, la forma y el tamaño de los objetos, del color, de la armonía… Tal vez por eso cuando leía sobre los fotones que forman el ojo se aparecían ante mi las pinturas de Vermeer y Hopper y recordé un breve ensayo del escritor holandés Cees Nooteboom titulado El enigma de la luz. Un viaje en el arte.

En esta obra, el autor reúne trece textos breves sobre artistas, ciudades y museos. Nooteboom va más allá de la superficie de los cuadros y no sólo mira sino que escucha las historias que cuentan las pinturas: los enigmas de la luz en Hopper y Vermeer o de los grabados y los frescos de Tiépolo con su teatralidad, la naturaleza de El enigma de la luzLeonardo da Vinci y su agua sólida, el milagro de la pintura de Piero della Francesca en Arezzo, el autorretrato de Rembrandt, los interiores de Vermeer, los paisajes de Brueghel, los rostros sin ojos de Chirico y su autorretrato en La incertidumbre del poeta, el lado oscuro de la pintura en Friedrich o las soledades urbanas de Hopper, uno de esos pocos pintores que inventan su propia luz.

En el texto titulado Los hombres ciegos de Bruegel, Nooteboom nos habla de la obra de este artista. Nos cuenta que las obras pictóricas y las composiciones musicales no cambian con el paso del tiempo, lo que cambia es nuestra percepción visual y auditiva de las mismas. Por eso es posible que reconozcamos en un cuadro una realidad inexistente en vida del pintor. Los contemporáneos de Bruegel nunca hubieran sospechado que el imaginario del pintor encajaría a la perfección en un mundo futuro.
Bruegel pintó en 1568 La parábola de los ciegos. En este cuadro seis hombres ciegos, en un paisaje estival, cargando bastones y palos que los unen, avanzan hacia aguas peligrosas. El pintor selecciona el momento en el que el primer hombre tropieza y cae de espaldas, mientras los demás alzan al cielo su extraviada mirada de ciegos.
En el libro Ensayo sobre la ceguera de Saramago se utilizó como imagen de portada una parte de este cuadro, la imagen del segundo ciego que está a punto de caer.
“Si, como dice, mis ojos están perfectos, por qué estoy ciego, Por ahora no sé decírselo, vamos a tener que hacer exámenes más minuciosos, análisis, ecografía, encefalograma, Cree que esto tiene algo que ver con el cerebro, Es una posibilidad, pero no lo creo […] Lo que quiero decir es que si usted está de hecho ciego, su ceguera, en este momento, resulta inexplicable […]” Ensayo sobre la ceguera. José Saramago.
La parábola de los ciegos
“Dejadlos: son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo”. Mateo, 15, 14
Ciegos guiando a otros ciegos. Ceguera moral la de ahora.
Luces y sombras de una semana en la que han sido protagonistas los escándalos de corrupción de políticos y dirigentes.
Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Lecturas, Lo que oigo y lo que veo

Una respuesta a “El enigma de la luz

  1. Andrés Marín

    Gracias por esta luz tuya… Me has hecho recordar aquello de que “Jamás el rey de ningún país de ciegos se confesará tuerto”: ¿Recuerdas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s