Ante el dolor de los demás

Ante el dolor de los demás es un ensayo sobre la violencia y su representación escrito por la norteamericana Susan Sontag. Como nos dice Ami Naïr en el prólogo, la autora aborda una cuestión de extraordinaria importancia: ¿cómo reacciona el espectador cuando, a través de la televisión, Internet o las fotografías de prensa, se enfrenta a los horrores y atrocidades que tienen lugar a lo largo y ancho del mundo? ¿Acaso el ser humano banaliza la violencia?, ¿qué ha sido de la compasión por las víctimas del horror?. Susan Sontag plantea una reflexión sobre lo que denomina “el dolor de los demás” y su representación a través de Goya y Los desastres de la guerra, de las imágenes de la guerra de Secesión de Estados Unidos, la Primera Guerra Mundial y la guerra civil española, de los campos de exterminio nazis y de las tragedias contemporáneas, desde Bosnia, Sierra leona o Ruanda hasta el conflicto palestino-israelí o el 11 de septiembre. También nos hace pensar sobre lo que las imágenes son capaces de suscitar en las personas.

Las fotografías tienen la virtud de unir dos atributos contradictorios, son registro objetivo y testimonio personal, transcripción, copia fiel de un momento efectivo de la realidad y, al mismo tiempo, interpretación de esa realidad. “Fotografiar es encuadrar, y encuadrar es excluir”. las fotos no llegan desnudas ni se muestran desnudas. El pie de foto, el contexto donde la foto aparece, quién la está contemplando y por qué, todo eso es fundamental, según Susan Sontag, para configurar el sentido definitivo que la foto acabe adoptando.

Las imágenes de la violencia y la guerra se han convertido, a través de la pequeña pantalla, en lugares comunes y Susan Sontag nos descubre las implicaciones y los peligros que esto tiene para la sociedad contemporánea. A lo largo del libro, aventura una tesis sobre la falacia que encierra el difundido argumento de que “una dieta de imágenes del horror nos corrompe y nos vuelve insensibles”. Esta sospecha es el hilo conductor de este ensayo. Niega que la compasión extendida hasta sus límites termine siendo un anestésico. Para la autora, conocer es, sobre todo, reconocer. Las imágenes de las crueldades e injusticias terribles que afligen a la mayoría de las personas en el mundo, en su esencia, parecen decirnos –a nosotros, que somos privilegiados y estamos más o menos a salvo– que deberíamos sublevarnos, que deberíamos desear que algo se hiciera para evitar esos horrores.

En una entrevista que Arcadi Espada le hizo con motivo de la publicación en España de Ante el dolor de los demás, Susan Sontag  comenta respondiendo al entrevistador: “qué extraño es que sigamos redescubriendo a cada paso lo mismo. Qué extraño es que redescubramos lo evidente. Qué extraño es que no nos hayamos convertido todavía en adultos morales o psicológicos. Lo siento: me siguen sorprendiendo estas crueldades indescriptibles de los seres humanos.” Y más adelante hablando del periodismo contesta: “Es verdad: tenemos una idea de lo que pasa en el mundo como nunca nadie la tuvo antes. Pero a veces esa idea es demasiado nominal. Y se mezcla con la propaganda. Ya ve usted que voy de un extremo a otro. De un filo a otro. Aunque quizá lo peor de esta propaganda diseminada por el periodismo sea este mensaje: ·Esto es lo que hay en el mundo, ahora ya lo conoces, pero poco puedes hacer para cambiarlo·. Esta impotencia. Este aviso de que el conocimiento de las cosas no se transforma en una energía para cambiarlas. La posibilidad, incluso, de que tanto y tan variado conocimiento llegue a aturdirnos y a reforzar la impresión de que el cambio es más complejo de lo que es en realidad. Porque luego es cierto que observadas las cosas de cerca, una a una, no parecen tan complejas.”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Lecturas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s