El principio de superposición

En el blog Principiamarsupia de Alberto Sicilia leí una entrada en la que comentaba que una vez al año la revista científica “Edge” reúne a un grupo de investigadores, filósofos e intelectuales y les propone responder a una “Gran Pregunta”. Este año, los editores de Edge proponían esta cuestión: ¿cuál es, en tu opinión, la explicación científica más hermosa, elegante o profunda?. Alberto Sicilia elige la explicación propuesta por Danniel Dennet, profesor de Filosofía y Ciencias Cognitivas en la Universidad de Tufts.

En opinión de Dennet, la explicación científica más hermosa es la respuesta a un enigma que había desconcertado a los biólogos durante décadas: ¿Porqué algunas tortugas cruzan el inmenso Atlántico Sur para poner sus huevos en las playas de Sudamérica después de aparearse en las costas de África?. No os voy a dar la respuesta porque así, si sentís curiosidad, visitareis el magnifico blog Principiamarsupia.

El principio de superposición.

A mi una expliacación científica que me parece realmente deslumbrante es el conocido “principio de superposición”. En física cuántica, este principio dice que todo aquello que es posible está sucediendo simultáneamente. La realidad no está definida sino que es un entresijo de distintas posiblidades. Son múltiples realidades en potencia y es cuando tu decides observarlas cuando una de ellas se define como realidad. A este acto de observar o medir se le llama colapso de la función de onda.

En 1935, Erwin Schrödinger ideó un experimento imaginario, llamado el “gato de Schrödinger”, que destacó la disonancia entre la mecánica cuántica y la física newtoniana.Schrödinger plantea un sistema formado por una caja cerrada y opaca que contiene un gato, una botella de gas venenoso y un dispositivo que contiene una partícula radiactiva con una probabilidad del 50% de desintegrarse en un tiempo dado, de manera que si la partícula se desintegra, el veneno se libera y el gato muere. Al terminar el tiempo establecido, hay una probabilidad del 50% de que el dispositivo se haya activado y el gato esté muerto, y la misma probabilidad de que el dispositivo no se haya activado y el gato esté vivo. Según los principios de la mecánica cuántica, la descripción correcta del sistema en ese momento será el resultado de la superposición de los estados “vivo” y “muerto”. Sin embargo, una vez abramos la caja para comprobar el estado del gato, éste estará vivo o muerto.

Ahí radica la paradoja. Mientras que en la descripción clásica del sistema el gato estará vivo o muerto antes de que abramos la caja y comprobemos su estado, en la mecánica cuántica el sistema se encuentra en una superposición de los estados posibles hasta que interviene el observador. En el Universo cuántico el observador condiciona lo observado.


Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Sin pensarlo dos veces

Una respuesta a “El principio de superposición

  1. Pingback: Principio de superposición – La Mecánica Cuántica: Un Nuevo Horizonte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s